El diseño arquitectónico para ahorrar en calefacción.

Cuando Eisntein formuló su teoría sobre la relatividad, lo que nos vino a hablar realmente con la fórmula E=m.c2 , es de que todo lo que se encuentra en el Universo es energía.

Nuestro cuerpo necesita energía en forma de alimentos, como combustible para poder funcionar. Cuando un león va a cazar, siempre elige las presas, en las que tiene que invertir menos energía. El léon ha aprendido a racionar bien su energía. Y esto es fundamental para la supervivencia de la manada.

Y precisamente la humanidad va al revés, cada vez necesitamos más y más energía para nuestro día a día. Y mucha de esa energía ni siquiera se aprovecha eficientemente.

Se ha estimado, que por sectores en Europa, la industria necesita un 26% de la energía consumida, el transporte, con combustibles fósiles un 33% y los edificios que engloba tanto viviendas, como oficinas ó edificios gubernamentales, etc… consumen más de un 40% del total de la energía.

En esta infografía del consumo de energía en los hogares europeos, vemos que casi un 65% del gasto energético, se lo lleva la calefacción. Y el otro 14,5% el agua caliente. En total un 80% que depende del buen funcionamiento de la caldera.

Y es que para muchas personas, cada vez que viene la factura del gas es un drama.

Evidentemente, no es lo mismo la calefacción que va a necesitar una vivienda en Valencia, a otra situada en la sierra de Madrid. Donde en invierno, el termómetro amanece bajo cero día sí y día también.

¿Y qué hacemos en invierno cuando nos levantamos y en la calle hace frío? Pues elegimos nuestra ropa, en función de las condiciones térmicas exteriores. Y en las casas podemos hacer lo mismo, diseñar la envolvente del edificio, o sea todas las paredes que van a estar en contacto con el exterior, o recintos sin calefacción.

Esta “vestimenta”, será una sucesión de capas de materiales, que nos sirve para aislarla de las condiciones climáticas exteriores.

El aislamiento de un edificio

Lo más eficiente, es aislar por el exterior. Pero lo más habitual, es ponerlo dentro del interior del sandwich que compone la fachada.Y este aislamiento además, en función de lo gordo o fino que sea, aislará más o menos. Y el tamaño importa, pero no tanto.

En esta gráfica, se ve como a medida que se va aumentando el grosor del aislamiento, se va aumentando la capacidad aislante. PERO, pero a partir de los 3,5 cm, la curva se suaviza y ya apenas se va a notar en el ahorro de energía.

La Geometría de un edificio

Otro de los factores que van a influir en las pérdidas de calor de un edificio, es su GEOMETRÍA.

¿Sabes que el Iglú es la mejor forma para almacenar el calor?. Esto porque una construcción cuadrada presenta mayor superficie de contacto con el exterior y por tanto habrá más transferencia de temperatura.

En el iglú sucede exactamente lo contrario, menos superficie, menos transmisión al exterior.

La protección de un edificio

Además los iglús, tienen parte de su estructura enterrada en la nieve. ¿Por qué? Porque aparte de protegerle de los vientos, la nieve compactada tiene una temperatura más constante que los vientos.

Esta es la razón por la que las cuevas son tan calentitas en invierno y tan fresquitas en verano. Tienen una gran masa de tierra envolviéndolos y manteniendola a un temperatura constante.

Aprovechar el sol

El sol es la mayor fuente natural de luz y calor. Y por eso es fundamental aprovecharlo al máximo en el diseño de las viviendas.

Mira como lo hacía nuestros abuelos. Colocaban los comedores, donde toda la familia hacía vida, hacia el Sur. Salvo que haya algún otro condicionante que lo impida.

La localización de los cerramientos

El aire caliente es más ligero que el aire frío más denso, por eso dentro de una habitación, el calor va hacia arriba y el frío hacia abajo.

Esto traducido significa que no es lo mismo tener un espacio sin calefactar arriba que abajo. Por eso las casas de los pueblos suelen tener una cámara (que se usa para almacenaje) arriba, y que aisla a la vivienda del frío exterior.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.